Mi primer trío con escorts

On septiembre 28, 2016, in Relatos eróticos, by bolaschinas

Mentiría si dijera que no tengo experiencia visitando locales de escorts. He visitado la mayoría de los que existen en Madrid, y algunos de Barcelona. He estado con chicas de diferentes nacionalidades, tonos de piel y de cabello, con grandes y pequeños pechos, con culos respingones, con cuerpo de guitarra y más esbelto… Sin embargo, hasta hace poco, no había probado la deliciosa experiencia que es hacer un trío.

Las primeras veces, escribía “escorts Madrid” en el buscador y me lanzaba a probar sitios nuevos. Sin embargo, ya hace tiempo que encontré el local de escorts en Madrid que más me gusta y es el que suelo visitar. Conozco a algunas de las chicas de las veces que he estado con ellas y he repetido, y ellas se alegran al verme, porque sabe que voy dispuesto a 1)hacerles pasar un buen rato, y 2) pagar para conseguir hacer realidad mis fantasías sexuales.

Continue reading »

Tagged with:
 

Más que un congreso

On agosto 22, 2016, in Relatos eróticos, by bolaschinas

Me tocó ir a Barcelona por un premio publicitario a un Congreso de móviles, lo peor es que vivía en Portugal y no conocía a nadie, pero bueno, tenía entradas para todos los días y los primeros días me dedicaba a ir por la mañana a la playa y por la tarde de bares.

Estando en la playa una mulata de cuerpo de infarto se puso a mi lado con su toalla. Destacaba ciertamente al lado mío, que estaba todavía bastante blanco. Tenía el típico cuerpo de postal, unas curvas sensuales, donde destacaba un culo y unos pechos de buen tamaño.

Si a este cuerpo le añades que llevaba un bikini minúsculo, uno no podía hacer otra cosa sino mirar de reojo en cuanto uno podía. Llevaba una media hora leyendo un libro y yo escuchando la música con los ojos cerrados, cuando me tocó en el hombro y me dijo si le podía dar por favor crema solar.

Imaginaros mi cara, entre la sorpresa y los nervios le dije que sí. Fue tremendo darle crema a ese cuerpo, lo bueno del tema es que sabía dar bien crema, pues además de tener buena mano, hice un curso de masajes durante dos años.

Ella se dio cuenta al poco de comenzar a darle la crema y comenzamos a hablar, era muy dulce y sin quererlo yo, la conversación empezó a subir de tono. Cuando acabé me dio las gracias, comentándome que podíamos vernos en su casa si quería, me comentó que era puta en Barcelona y me dejó su tarjeta.

El resto de la mañana estuve dándole vueltas y tratando que se fuera la erección que me había provocado todo esto. Pensé muchas cosas y también que tenía una mujer que me esperaba en mi país, pero me dije a mi mismo que no podía perderme algo así.

Antes de comer llamé a su móvil y me dijo que estaba ya en casa, a 1 kilómetros solo de la playa. Fue entrar en su casa y comenzamos a besarnos como locos, no puedo expresar con palabras las sensaciones que sentí aquella tarde/noche, donde disfruté del mejor sexo que nunca había experimentado, un cuerpo así es como montarse en un Ferrari.

Cuando acabamos, me dijo que había sido de lo mejorcito y que quería repetir, algo a lo que no me pude negar, el verdadero “congreso” había comenzado para mí.

Tagged with:
 

Despedida de soltero con una escort

On febrero 26, 2016, in Relatos eróticos, by bolaschinas

Soy Marco, soy de Barcelona y el próximo mes de julio me caso. Con la mujer de mis sueños, con la que llevo más de 5 años de novios. Hacía tiempo que quería pedirle que se casara conmigo, pero no fue hasta el pasado verano de viaje por Andalucía que no me decide a lanzarme al vacío.

Ella me dijo que sí y toda la maquinaria se puso en marcha. Invitaciones, padres, amigos, familia en general; restaurantes que escoger, iglesias que visitar y lista de boda que escribir. Eso sí, desde el primer momento, tenía claro lo que quería hacer por mi despedida de soltero: decir adiós a mis años como single con una escort y unos buenos masajes eroticos.

Como lo oís, quiero decir entrar por la puerta grande en el mundo de los casados. Y no significa que no quiera a mi mujer, en absoluto es eso. Es que quiero perderme por última vez en el cuerpo de una mujer de escándalo, que sepa moverse en la cama como las peores y que sepa jugar con su lengua hasta extasiarme de placer.

Continue reading »

 

Relato erótico: La fiesta de fin de curso

On febrero 25, 2016, in Relatos eróticos, by bolaschinas

Estábamos celebrando la fiesta de fin de curso en el piso de unos compañeros. La idea era dejarnos caer a media noche por www.lavieenrose.es. Comenzamos la fiesta unos veinte amigos pero, a las 4 de la mañana, sólo quedábamos 7, dos chicas y cinco chicos.

Estábamos sentados en el sofá y los sillones, agotados después de muchas horas de baile, charla y bebida, entonces Jaime dijo, dirigiéndose a las dos chicas:

– Podríais hacernos un streap-tease.

Una de ellas, Marisa, dijo:

– Lo hacemos si vosotros lo hacéis también.

Así fue como empezamos a despelotarnos. Por turnos, uno a uno y de prenda en prenda, nos fuimos desnudando. La ronda empezaba por Jaime, que había sido el promotor, y finalizaba con las chicas. Cada vez que nos quitábamos una prenda, los demás festejábamos la hazaña con aplausos, risas y vítores. A medida que nos quedaban menos prendas los gritos eran mayores.

Cuando nos quedamos en calzoncillos, nuestra erección era perceptible y las risas de las chicas, sonoras. Jaime, que era el más atrevido de nosotros, se quitó el calzoncillo con parsimonia, acompañándose con la música, que él mismo interpretaba, de 9 semanas y media y finalizó quitándoselo delante de la cara de Marisa, que estaba sentada en uno de los sillones, junto con Vane. La intervención de Jaime fue imitada por todos nosotros y cuando llegó mi turno, las chicas ya no debieron poder soportar la calentura y Vane pasó la mano por mi sexo. Los que me siguieron tuvieron la misma suerte que yo y a Juan que fue el último en quitarse el calzoncillo, le dio un chupetón en la polla.

A continuación Marisa se quitó las bragas, con la misma banda sonora, y tiró sus bragas a la cara de Jaime, que estaba sentado en el sofá y la miraba con asombro. Vane hizo algo más, le lanzó las bragas a Juan, que estaba sentado en uno de los sillones y después se acercó a él, todos creímos que su intención era recoger las bragas, pero lo que hizo fue arrodillarse y chuparle la polla. Yo miraba la escena con asombro, sentado en el otro sillón, y cuando miré hacia el sofá para ver la reacción de los demás, vi que Marisa estaba tumbada en el sofá, boca arriba, chupándole la polla a Pepe, Jaime le comía el coño y Luis manoseaba sus tetas.

Juan se corrió, Vane se levantó y entonces José Luis se le acercó con su polla erecta y Vane volvió a arrodillarse y comenzó a chupársela. Pepe se corrió y Marisa preguntó si alguien tenía preservativos. Jaime dijo que él tenía preservativos, salió del salón y regresó al momento con una caja de preservativos. Ramiro y yo éramos los únicos que no habíamos tocado todavía teta ni coño.

Cuando llegó Jaime, Vane le estaba chupando la polla a Luis, que se corrió en menos de treinta segundos. José Luis se corrió casi al mismo tiempo.

Jaime se puso un preservativo y se dirigió hacia Marisa que, al verlo avanzar hacia ella, se tumbó en el sofá. Jaime se puso encima de ella y comenzaron a follar. Ramiro y yo cogimos un preservativo cada uno y nos llevamos a Vane a una habitación donde la follamos, primero Ramiro y después yo.

 

1

Habitualmente se dice que una persona no termina de comprender si algo es o no de su agrado hasta el momento en que lo prueba y entiende que efectivamente le gusta. Este clásico refrán puede ser aplicado perfectamente a diferentes campos y situaciones de nuestra vida cotidiana, en la cual los condicionamientos mentales propios o los tabúes que hemos cultivado desde pequeños se transforman en trabas difíciles de superar a la hora de animarnos a disfrutar de un momento diferente.

Un claro ejemplo de esta realidad que describimos es el que se vincula con la cuestión sexual, un tema que siempre se trata con limitaciones y en el que la mayoría de las personas suele tener reparos a la hora de hablar con franqueza de sus gustos y de sus fantasías. Precisamente hablando de fantasías, está comprobado que los hombres en todo el mundo no han tenido la posibilidad de compartir una velada de pura pasión con una profesional del sexo.

Asimismo, está demostrado que muchos de esos hombres no lo han hecho por falta de deseo o de interés, sino porque no se animan a dar el paso, contactarse con una de estas hermosas mujeres y organizar una velada que será inolvidable. Aquellos que si pudieron romper con sus propios límites y se dieron el gusto de conocer a las más hermosas escorts de CallePlacer y otros tantos directorios de escorts que hoy existen, pueden dar fe de lo bien que se pasa con una de estas chicas.

11

 

¿Qué nos encontraremos al conocer a una Escorts?

 

Una de las principales preguntas que se hace el hombre antes de recurrir a una escort tiene que ver con lo que esta clase de chicas puede ofrecerle, siendo importante saber que lo que tienen para ofrecer es un nivel de sexualidad que nunca jamás han probado. Esto es una realidad incontrastable si tenemos en cuenta que la escort no solo ofrece sexo en una cama, sino que además brinda servicios de compañía de lo más discretos, siempre al lado de una chica hermosa y educada, pero lo suficientemente atrevida para encender la llama de la pasión.

Con una mujer así, se puede compartir una increíble velada que comienza con alguna reunión social, una comida o una copa, que da paso al momento de la intimidad. De esta forma, lo que se vive es mucho más que sexo ocasional como el que ofrecen las prostitutas comunes. En el contacto que uno tiene con las escorts puede descubrir que cada cita es diferente en función de los gustos y las necesidades de cada cliente, siempre con un servicio excelente que dejará satisfecho al cliente que contrata y que quiere vivir esta experiencia. En todos los casos, las chicas que brindan sus servicios en catálogos de calidad como los de calleplacer.com tienen la sapiencia necesaria para leer las intenciones del hombre, haciendo todo lo que sea necesario para llevarlo al máximo nivel de placer cumpliendo el servicio que le pida.

111

 

El videochat erótico es una de las maravillas que Internet ha traído a nuestro día a día para que nuestra vida sexual sea más rica. Aunque muchos hemos tenido a lo largo de la historia de Internet muchas experiencias en algún chat erótico, el videochat erótico tiene muchas ventajas, principalmente que podemos ver a la persona con la que estamos hablando, de modo que tenemos la seguridad de que es aquello que dice ser – no como todas esas veces que en un chat alguien se hacía pasar por otra persona, aunque ese misterio no quita que pudiésemos pasar un buen rato –.

Uno de los portales más disfrutables de toda la red en este sentido es videochaterotico.net, una plataforma estupenda para mantener una sesión de videochat. En videochaterotico.net podemos elegir lo que buscamos, así que podremos mantener un videochat erótico con chicos, chatear con chicas con webcam o pasar un rato de videochaterótico con transexuales.

Una de las muchas ventajas de este tipo de contactos sexuales es que en Internet, gracias al anonimato que nos da, podemos disfrutar al máximo de nuestras fantasías y dejar volar nuestra imaginación sin ningún tipo de represión o vergüenza. Muchos dicen que es una de las formas en las que más libres nos sentimos, ya que nos invita a imaginar y fantasear sin pensar en el qué dirán. Además, en el videochat podemos ver, y estimular el sentido de la vista a la hora del sexo es algo que puede marcar la diferencia, tanto para los chicos como para las chicas, aunque algunos piensen que son únicamente los varones los que recurren a las imágenes para excitarse.

videochat

Gracias a Internet hemos conseguido tener mucha más información sobre el sexo, algo que nos ayuda a normalizar nuestras preferencias, ya que podemos conocer las de los demás y ver que lo que nos apetece no es raro ni algo de lo que deberíamos avergonzarnos. En un videochat, además, como no tenemos ningún tipo de vínculo con la persona con la que conectamos, no tenemos por qué cortarnos en ningún sentido, porque además es fácil que encontremos a una persona con nuestras mismas apetencias y podamos desinhibirnos, algo que también nos ayudará a la hora de poner nuestros gustos en práctica.

Todos estos motivos convierten al videochat erótico online en una de las formas más divertidas de disfrutar de nuestra sexualidad aprovechando las posibilidades que la tecnología nos otorga.

 

El sexo es toda una perversión en sí mismo. No porque sea algo enfermizo o amoral, ni mucho menos, pero sí lo es en el sentido de que en una cama pueden hacerse muchas cosas y ninguna es ingenua. Nos gusta provocar, jugar, llegar al límite y cruzarlo… ¡Qué delicioso es llegar más allá!

En este post te vamos a hablar de sexo anal, de qué es, de qué no es, de cómo hacerlo, y también te vamos a hablar de otras prácticas relacionadas que dan mucho placer. ¿Las has probado? Pues lee con atención, puede haber algo que te interese para tu próxima noche de perversiones

Sexo anal, el rey del placer

Aunque mucha gente es pudorosa a la hora de practicarlo, puede ser una fuente muy intensa de satisfacción. Y lo es tanto para los hombres como para las mujeres. A menudo se cree que el sexo anal es una práctica reservada a los homosexuales, pero de hecho las parejas heterosexuales o las lesbianas también hacen el sexo anal o griego. Curiosamente si se llama griego es porque en la antigüedad los ciudadanos griegos eran muy asiduos del sexo anal, y se producía entre hombres heterosexuales. Así que el sexo anal no es algo que menoscabe la hombría en absoluto. Y si lo quieres probar con una chica pero no está muy segura… no lo dudes, las escorts Barcelona van a ser tus compañeras perfectas. Un buen griego con una escort escultural no tiene precio.

Cómo hacerlo

Hay que estimular muy bien el ano antes de entrar. Es una zona muy sensible, para bien y para mal relativamente. Tienes que ser cuidadoso/a y estimularlo bien, lubricarlo… para que vaya dilatando. Y a la hora de introducir el pene o cualquier objeto ve poco a poco, de menos a más. Por ejemplo existen consoladores especiales para el sexo anal que son más estrechos en la punta y más anchos en la base. Justo para que la cosa vaya lenta y gradualmente, y cuando llegues al fondo vas a ver que el placer es muy muy intenso. Muchos hombres se asombran de lo caliente que es el sexo anal cuando al fin lo prueban.

Variantes

Se puede meter el pene, para el sexo anal, pero también hay otras formas de disfrutar del ano. Una opción es el fist fucking. En lugar del pene se introduce un puño o fist, poco a poco, con una posición muy concreta de la mano para no dañar y que todo sea disfrute. Algunas escorts en barcelona van a poder deleitarte con esta práctica. No todas las personas saben la técnica para hacerlo pero quien la hace y la hace bien… ¡vaya, es un auténtico placer!

Otra opción son los arneses con dildos: se usan sobre todo en relaciones lésbicas. Cuando las chicas quieren introducir un miembro en la relación pero no quieren a un hombre, usar un dildo enfundado en un arnés, una chica da y la otra recibe, es de lo más excitante.

¿Conocías todas estas técnicas? ¿Te queda alguna pregunta en el tintero? Nuestro apartado de comentarios te espera.

 

El verano es una época para experimentar. Y para hacerlo intensamente, además. A menudo aprovechamos el anonimato que nos da estar haciendo de turista lejos de nuestras fronteras o hacemos gala de relax y nos dejamos llevar más que nunca… Sea como sea en verano hacemos cosas que nunca haríamos en nuestra vida “corriente”, cuando somos menos alocados e impulsivos y nos vemos obligados en cierta manera a comportarnos como se espera.

En verano no, en verano nos dejamos ir (y que así sea). No es ninguna locura que un chico pruebe las escorts en Barcelona en una noche loca de Agosto o que una fiesta de chicas acabe en un boys. De hecho en ciertos casos hasta decepciona que la noche no acabe con pirotecnia sexual. ¿Qué sería de las despedidas de soltero/a sin el muchacho de uniforme que va perdiendo prendas de ropa para deleite de las presentes? Y no es que nadie se inhiba demasiado.

A continuación te nombramos algunas de las prácticas que hacemos en verano y en ninguna época más y que tienen mucho de erótico-festivo. ¿Nos dejamos alguna?

Sexo en la playa

Por mucho que lo multen, lo prohíban o como si pusieran alhambre de espinos para impedir el acceso a la zona. Tener sexo en la playa es un clásico que tiene toda la pinta de seguir existiendo. Dejarse llevar por el momento, por las copas del chiringuito, por el ambiente de fiesta o de intimidad (según la ocasión) y… acabar enredados el uno contra el otro mientras las olas nos saludan, es un placer al que pocos nos negamos. Es de las cosas más vibrantes del verano y de hecho es también el escenario de muchas “primeras veces”. Quienes lo han hecho en la playa guardan un muy buen recuerdo, dicho sea de paso.

Un baño desnudo en el lago

Ya sea un lago, una piscina o el mar… el tipo de lugar es lo de menos mientras haya agua, paz, noche y un cielo estrellado que perfeccione la estampa. Bañarse desnudo, sólo o en compañía, es de esas cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida. Y cuando se hace en compañía de alguien suele derivar hacia otras cosas que también pueden ser bastante interesantes…

La cama del hotel

Pagar un hotel está bien pero sacarle todo el partido está aún mejor. Muchas de las personas que se van de vacaciones tienen en mente que hay que “estrenar” por todo lo alto esa cama del lugar en el que se hospedan. Y si a eso le sumamos la predisposición especial a hacer locuras y dejarnos llevar que es tan típica de las vacaciones, la noche promete.

Excursión con final sorpresa

En verano los amantes de la naturaleza aprovechan y planean excursiones para descubrir los más bellos lugares. Las horas de caminata, llegar a una cima, internarse en un bosque… todos esos hitos pueden ser los desencadenantes de una escena tórrida cuando no hay demasiada gente a la vista o que puede interrumpir. Dejarse llevar por el momento es algo que merece mucho la pena.

Escenarios alternativos

Para tener buen sexo no hace falta tener un cama King Size al alcance. Cualquier sitio sirve. De hecho los lavabos de los aviones son una buena muestra de ello. La falta de horarios, las ganas de improvisar y de divertirnos hacen que la hamaca solitaria de una playa o una caseta desocupada donde quiera que sea… animen nuestros instintos.

¿Y tú, dónde has tenido sexo? ¿Tienes un lugar favorito? Cuéntanos tus experiencias en el apartado de comentarios.

 

Fuente: http://www.felinavalencia.com/

 

La edad no es cuestión de años

On mayo 12, 2015, in Novedades, by bolaschinas

Hace años que no soy el de antes, mi cuerpo ya no responde como antaño y sin viagra el sexo ya ni fu ni fa. Recuerdo aquellos años de juventud donde podía pasarme horas y horas con escorts barcelona constantemente, aquella empalmada casi constante cada vez que veía a una chica algo escotada.

Pero todo cambió el día en que desde la ventada de mi terraza pude ver aquella silueta medio translucida en el bloque de pisos de enfrente. Una de las vecinas paseaba en ropa interior por el piso y pude ver como en un instante de arrebato agarró a un chico por el pecho y lo sentó en una cómoda.

No parecía reparar en la gran balconera que dejaba a la vista de cualquiera sus acciones, tampoco parecía importarle, era como si no existiera mundo más allá de el chico que tenía delante.

Vi perfectamente como le quita los pantalones, le bajaba los boxer y como acariciaba lentamente su pene, parecía estar ansiosa y tener el control de la situación. A continuación se la introdujo en su boca y empezó lentamente a realizar una felación hasta que el chico doblo la cabeza de placer.

No me lo podía creer… estaba empalmado! hacia años que no notaba como en mi entrepierna nacía el deseo… había descubierto mi pasión, algo que nunca me había planteado… mirar a parejas ajenas teniendo relaciones. En ocasiones no todo es participar directamente… quizás el morbo tiene un aspecto psicológico mucho mayor.

 

Las escorts y su clientela

On abril 29, 2015, in Novedades, by bolaschinas

Cada vez que se habla de escorts en cualquier lugar, relacionamos a chicas de compañía con clientes mucho más mayores, de una edad alta, como unos cuarenta, cincuenta o sesenta años, gracias a nuevos estudios que se han hecho, y también por aportaciones de la policía, la clientela de las chica de compañía es cada vez más joven, la edad media de la clientela más joven es de veinte años.

Es por esto que mucha gente se sorprende ya que a los jóvenes nunca se les ha visto relacionarse con alguna escort. Todo esto pasa porque cada vez más el sexo es algo necesario para los jóvenes de hoy en día, tanto que acuden a chicas de compañía para satisfacer los placeres que requieren. El hecho de que esto ocurra es que la juventud de hoy en día ve normal el sexo y más a edades tempranas como la adolescencia “gracias” a la libertad de búsqueda de información de internet. Los adolescentes y jóvenes ven en internet mucha cantidad de vídeos porno o también anuncios de escorts, eso les produce cierto morbo y lo pueden obtener a dos clicks de su ratón.

 

El sexo cada vez más pronto

Como por ejemplo Cleopatra y sus escorts pueden ofrecer los más increíbles servicios para todo aquel que quiera hacer volar su imaginación y obtener un placer sexual de la manera más salvaje que se quiera. Poder abrirte a los servicios de una escort es una experiencia que muy pocos pueden decir y disfrutar.

Los jóvenes cada vez quieren experimentar más con cualquier tema y el sexo no es menos, la juventud de hoy en día ven el sexo algo normal y cada vez lo practican a una edad más temprana, de ahí que cada vez las chicas de compañía tengan una clientela más joven.